sábado, 6 de mayo de 2017

Callados vamos a ganar la pelea

Para Julio César Chávez Jr., el equipo de Saúl Álvarez oculta algo, puesto que JC recibió una visita para hacerle una prueba antidoping sorpresa, la que aseguró fue sospechosa, en tanto que el procedimiento no fue el común.

“Creo que Canelo tiene temor y no sé de qué. Apenas me hicieron una prueba de drogas, de esas azarosas que te caen cualquier día y solo fue de orina y no de sangre; de manera regular se hacen las dos. Para mí es extraño, puesto que Canelo es el que debe subir de peso y precisaría músculo.

“Pero bueno, es mejor no fijarse en eso. Yo trabajo fuerte y mudos ganaremos la pelea. Siento que soy mejor que él”, aseguró el primer Campeón Mundial Medio en la historia de México , a lo largo de la visita que se efectuó al Centro Ritual Otomí.

Asimismo, resaltó que si consideran que no va a mejorar nada a la vera de su adiestrador, Ignacio Beristáin, están en un fallo, puesto que su estratega está probado y les ha ganado a mejores que Canelo. “La prueba más clara de la calidad de don Nacho se verificó cuando (Juan Manuel) Márquez noqueó a Manny Pacquiao, y ahora Canelo no es ni la mitad de lo que fue el filipino en algún tiempo”, agregó el Hijo de la Historia de leyenda.

“Yo pongo de mi parte para ganar y aprender. No te diré que de esta pelea depende mi vida, mas sí mi carrera como púgil, y por esta razón el sacrificio de estar en el Otomí donde no hay lujos, internet y ni tan siquiera teléfono, es puro adiestrar, mas todo esto va a ser valioso el seis de mayo”, afirmó Chávez Jr. También, resaltó que el rincón de Saúl Álvarez prosigue pensando que no puede trabajar de buena forma por los incidentes que ha tenido anteriormente, mas al momento de la pelea se van a llevar una enorme sorpresa.