jueves, 24 de noviembre de 2016

No me da pena por el hecho de que no es la palabra adecuada

Ricardo Antonio La Volpe, técnico del América, respondió fuerte al directivo rojiblanco Mariano Varela para asegurar que las palabras que vertió –en donde afirmó que el “Bigotón” solo habla bien del arbitraje cuando lo beneficia– fueron dirigidas y marcadas por la bóveda de Chivas.


Aunque trató de no engancharse en los días anteriores al Tradicional Nacional para no enrarecer la serie que se va a dar en los cuartos, el timonel azulcrema no pudo contener su sentir y con el conocimiento que tiene de la corporación tapatía, explicó que mucho de lo que se hace ahí está delineado por una cabeza. “Siento por dónde va. No me da pena por el hecho de que no es la palabra adecuada, mas sí produce un sentir singular por el hecho de que sé que las palabras no salen de la propia boca, sino son mandadas, eso lo sé a la perfección. Conozco muchos jugadores que salen de ahí y sé de qué manera se comportan por el hecho de que hay una autoridad, una dictadura”, comentó. Ver América vs Chivas


La Volpe recordó las ventajas que recibió el Rebaño en los últimos juegos de la época por resoluciones arbitrales controvertibles que llevaron a que acabase con un hombre de más en los partidos en frente de Puebla, Pachuca, León y Necaxa. “Están mandando un mensaje con patrañas, en los últimos partidos Chivas acabó siempre y en toda circunstancia con un jugador de más, entonces creo que hay una cosa que está en su favor, no lo están perjudicando y a nosotros nos han venido afectando últimamente”.


Por otro lado, el estratega evitó caer en un juego con las palabras con Jorge Vergara, quien continuamente lo ha atacado en datas recientes al grado de que lo calificó como un “hablador”, sin olvidarse del inconveniente legal que tiene con una podóloga que ya no trabaja en la corporación tapatía. “Si me pongo charlar con alguien es con quien puedo tomarme un café y con otras personas miro cara la izquierda o bien a la derecha, no a dónde se encuentra. No me pondré a charlar de algo que no viene al tema. De dónde viene, se prosigue, no tengo nada que opinar”.